miércoles, 30 de mayo de 2012

Cuando Dios llama...hay que abrirle la puerta :)


Ah!, como me gusta leer historias de conversiones!, historias en las que una persona finalmente se da cuenta que es tocada por el amor de Dios y se rinde a sus “pies”, para asi empezar a VIVIR en este mundo de tal forma que ya nada ni nadie podrá quitarle lo mas preciado, la paz espiritual. Ya no hay miedo, ni vacio, ni  tiempo perdido. Habra, seguramente, tristeza y sufrimiento, pero  no pasa nada, porque ya acepto a Dios, ya lo conoce de primera mano, ya entendió en su corazón que buscarle en cada momento y aferrarse a su amor, es lo único que importa, lo único que vale…lo único que realmente quiere y le llena.

Me encantan las conversiones, no se porque…quizá porque yo misma quiero convertir mi corazón de una vez por todas, con hechos y no solo con palabras. Le digo a Dios que lo amo y en  la primera oportunidad no se lo demuestro…pero en verdad lo amo…

Benditas todas las personas que de corazón están buscando la verdad.

El que busca…encuentra.


1 comentario:

  1. Hola Ale: por casualidad he descubierto tu blog. ¡Gracias por compartir el vídeo de mi canal!

    ResponderEliminar