lunes, 10 de mayo de 2010

FELICIDADES MAMA




Hoy es el día de las madres, y si empiezo a enlistar todo lo que quiero agradecerle a mi mamá no acabaría...sin embargo, hay dos cosas que sobresalen de esta larga lista y que no quiero dejar de mencionar, ya que son preciosos regalos que Dios me envió, gracias a que mi mamá dijo le dijo que si.

Yo era muy chica y todavía no había hecho la primera comunión, entonces, cuando estábamos en Misa, mi mamá se arrodillaba conmigo y me iba diciendo para que repitiera la oración de la comunión espiritual, esta que dice:

“Jesús mío creo firmemente que estás en el Santísimo Sacramento del altar.
Te amo sobre todas las cosas y deseo tenerte en mi alma.
Ya que ahora no puedo recibirte sacramentalmente, ven espiritualmente a mi corazón.
Como si ya hubieses venido, te abrazo y me uno a ti: no permitas que me aparte de ti. “

Mi mamá me enseñó a desear recibir a Jesús, y a que mi corazón supiera que Dios va por encima de todas las cosas de este mundo. Este es el mejor regalo!

El otro regalo que le agradezco son mis hermanos, ya que gracias a ellos, tuve con quién jugar y aprendí muchas cosas importantes sobre convivencia y porqué no, sana competencia. Ahora tengo 3 amigos incondicionales y me siento muy acompañada y apoyada por ellos!

Hoy no hablo de mi papá porque no es el día del padre, pero mucho tuvo que ver en que me llegaran éstos regalos!

Felicidades Mamá!
Te quiero!!!

4 comentarios:

  1. No hay tan hermoso como una madre que enseña a querer a Dios. Es el regalo de amor que mejor puede transmitir. Me alegro que hayas gozado de esa herencia. Pronto tocará pasarla. ¿Cómo va todo? A diario en mi oración ¡Lo sabes ¿Verdad?!

    ResponderEliminar
  2. Qué lindo lo q escribiste!!!! Qué grande tu mamá, hermoso testimonio, enseñandote a desear recibir a Jesús, creo q deben ser de las cosas que no te olvidás más. Yo también le debo mi fe a mis padres, es el regalo más lindo que me han dado. Y sigue siendo el ejemplo de su perseverancia. También mis hermanos, no debe haber mejor regalo para un hijo que los dos que mencionaste: la fe, y los hermanos. Es lo que los padres podemos hacer por nuestros hijos, colaborando con Dios en su obra creadora, y transmitiendo la fe desde que nacen.

    Un abrazo Ale!!!

    Vamos con las fotos ::>)

    ResponderEliminar
  3. Vengo tarde para este post pero igualmente te dejo este abrazo enorme para ti y otro grandote tambien para Fernanda.

    ResponderEliminar
  4. María es mamá de todos, pero nos cuesta mucho darnos cuenta de ello y de que nos quiere mucho.

    Me gusta tu blog y lo que escribes.

    ResponderEliminar