lunes, 20 de septiembre de 2010

Jesús Amigo



---

La coordinadora de la catequesis de una iglesia dudaba de la madurez espiritual de una niña con Síndrome Down que había asistido a las clases junto con otros niños que se preparaban para hacer su primera comunión. Ante la insistencia de la maestra que estuvo a cargo del grupo, mandó llamar a la pequeña para hacerle una sencilla prueba que le ayudaría a decidir si estaba lista para recibir a Jesús.

“Mira” le dijo, “¿ves esto?” a la vez que le mostraba en una mano un crucifijo y en la otra una hostia consagrada. “¿cuál es la diferencia?”

la niña sin pensarlo mucho respondió: “Aquí” – señalando el crucifijo- “parece que está Jesús, pero no está” y “aquí” – volviéndose a la hostia consagrada – “aquí si está!!! aunque no lo puedo ver”


Jesús está en la Eucaristía, y cada vez que nos alimentamos con ella, fortalecemos nuestra alma para que cada día podamos amar más y mejor.

4 comentarios:

  1. Que alegría encontrarme con un post tuyo. Creí que anunciabas algo que esperamos con alegría, pero me he encontrado con una historia preciosa.De esas que uno se queda con la boca abierta durante mucho tiempo. Me ha encantado. Espero que estés bien. Os llevo a los tres en la oración. besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Aleeee!!!!!
    qué impresionante historia, aunq la verdad es q no me cuesta nada creerla porque es así, es cierto, estos chicos especiales son más puros, no tienen maldad, es como si estuvieran más cerca de Dios. Supe de una chiquita que en Medjugorje veía a la Virgen, mientras ninguno de los q estaba con ella la podía ver.

    Ale, cómo va todo? me acuerdo de vos... hace mucho no tengo noticias tuyas, cuando puedas contame cómo va este último tiempo, qué emoción! falta tan poquito!!!
    te mando un abrazo :-)

    ResponderEliminar
  3. "Cuando estaba esperando, llegaste Señor. ¡Te necesitaba en mi corazón!"
    Feliz y Santa Noche de Navidad.
    Sé que esta Navidad será especial. Un niño está con vosotros.Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Genial historia. Vengo del blog de mi hermano ANGELO y ... me quedo, mientras me dejes. Gracias por tu blog. Abrazos.

    ResponderEliminar